Lu Ma Mi Ju Vi Do
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
31
 
 
 

Ajuntament de Bejís

Iglesia Parroquial de Bejís

Bejís

LA IGLESIA PARROQUIAL DE BEJIS.
Una aproximación a su historia.

Fernando Sanz Ruiz.

 

La historia de la de la iglesia parroquial de Nuestra Señora de los Ángeles, comienza a partir del año 1228, cuando Don Pedro Fernández de Azagra, señor de Albarracín al servicio del rey Jaime I, conquista el castillo de Bejís a los musulmanes. Como era norma en aquella época, después de la conquista de la población, la mezquita (que pudo haber estado situada en el interior del castillo o en algún punto cercano a la parroquia actual) debió de ser consagrada como templo cristiano hasta que se levantó una iglesia románica en estilo “de reconquista”, edificio sencillo de muros de piedra con techumbre de madera apoyado sobre arcos apuntados centrales que se repite a lo largo del siglo XIII en todas las poblaciones que se conquistaron a los musulmanes en las tierras del antiguo Reino de Valencia. Un ejemplo de mezquita de la zona del Alto Palancia documentada y que fue derribada para levantar sobre su solar un templo cristiano lo podemos ver en la población de Higueras, donde su iglesia parroquial está construida sobre la antigua mezquita árabe. En Bejís la primitiva iglesia medieval tuvo que tener un aspecto muy parecido en dimensiones y forma a la iglesia románica fortificada de Santa María, situada en el cerro del castillo de la población de El Toro. De la antigüedad e importancia de la parroquia medieval de Bejís nos hablan hechos tales como que Domingo, obispo de Albarracín entre los años 1223-1234, recibió de Don Pedro Fernández de Azagra, señor de Albarracín y Bejís, un tercio de los frutos de las viñas situadas en los terrenos que pertenecían a la parroquia de Bejís. Otra interesante mención a la parroquia medieval, la tenemos

Bóveda de crucería en una de las capillas laterales antiguas.

cuando el 8 de octubre de 1277 toma posesión de la iglesia de Bejís el obispo de Segorbe-Albarracín Pedro Jiménez de Segura, tras reclamar ante el Papa Gregorio X en el Concilio de Lyon (Francia) del año 1274, el dominio sobre la parroquia de Bejís y de otras poblaciones del Alto Palancia que el obispado de Valencia argumentaba que pertenecían a la diócesis de Valencia.

Bóbeda sin crucería de una capilla lateral más próxima al presbiterio.

Sobre la situación de la primitiva parroquia medieval, parece claro que estaba donde hoy se encuentra la actual iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles, pues las dimensiones de la actual parroquia si quitamos las capillas laterales nos da una superficie similar a la iglesia medieval de Santa María de El Toro. También es importante resaltar que el lugar elegido es un punto elevado rocoso de fácil defensa y difícil acceso desde donde se domina la población y la cercana puerta de la muralla medieval, lo que le confiere al lugar un claro valor estratégico defensivo frente a un posible asedio o ataque que lógicamente vendría desde la actual plaza del ayuntamiento que es la parte baja de la población. Por esto, creo que no es descabellado llegar a la conclusión que la iglesia medieval de Bejís, pudo haber estado fortificada como la de Santa María en El Toro y que era como una ciudadela o mini castillo dentro del casco urbano. En lo que se refiere al templo actual de Nuestra Señora de los Ángeles, los saqueos sufridos durante la guerra civil española (1936-1939) y los daños en techo y bóvedas producidos por los bombardeos de julio de 1938, junto con su posterior reconstrucción por la Dirección General de Regiones Devastadas al finalizar la guerra civil complican analizar con rigor que es lo antiguo y que es lo reconstruido en el templo. Un ejemplo de las reparaciones realizadas por Regiones Devastadas se puede ver en el exterior de la pared que mira al norte donde hay una puerta tabicada con ladrillo moderno, esta puerta como nos relató la señora Elodía, vecina de Bejís, no era un puerta antigua de la iglesia sino un simple agujero abierto en el muro durante la guerra civil por el que entraban y salían soldados republicanos instalados en el interior de la iglesia, seguramente la parroquia debió ser utilizada como puesto de mando y oficinas de la plana mayor del batallón republicano de transmisiones que se acantonó en Bejís en los primeros días de junio de 1938 ya que en las proximidades de esta población se extendía la famosa línea X Y Z (línea defensiva que sirvió para detener al ejército nacional y evitar la conquista de Valencia). Bejís era un de los puntos fuertes más importantes y con mejor acabado en sus fortificaciones de toda la línea X Y Z.

Disposición asimétrica de la torre respecto a la nave central.

La iglesia que hoy podemos admirar es en su mayor parte un edificio renacentista del siglo XVI con reformas en el siglo XVII. Creo que los trabajos de construcción de la nueva iglesia debieron comenzar no antes de 1550 y que a medida que avanzaban las obras desde los pies de la iglesia hacia el altar mayor se iba derribando la primitiva iglesia medieval para permitir continuar con el culto. Si tenemos en cuenta que la puerta que talló Pedro de Cubas para la iglesia es de 1554, es lógico suponer que cuando se colocó en la entrada, las tres naves con sus capillas de “bóveda a lo romano” o rebajadas con crucería gótica ya estarían terminadas o casi terminadas entre 1554 y 1560. Para hacerse una idea de cuanto años se podía tardar en construir un edificio cuando no había interrupciones por pestes, guerras o falta de dinero, pondré el ejemplo del refectorio (comedor) del convento de Santo Domingo en Valencia, donde sus siete naves cubiertas con “bóvedas a lo romano” y crucería gótica idénticas a las de la iglesia de Bejis, se levantaron en sólo siete años entre 1560-1567. En cuanto al presbiterio o zona del altar mayor, observamos que es una construcción con bóveda de medio cañón plenamente renacentista, donde la bóveda “a lo romano” ya no tiene la crucería gótica, por lo tanto es fácil suponer que la capilla mayor o presbiterio y las capillas de Nuestra Señora del Carmen y la de San Blas debieron levantarse a partir de 1560 por maestros canteros diferentes no influenciados por la tradición gótica. La sacristía, el tras-sagrario y la capilla de la comunión ya son ampliaciones del siglo XVII.

Bóbeda de la nave central.

En cuanto al interior del templo, como ya dije más arriba, la guerra civil destruyó casi toda la decoración interior y sin la ayuda de fotografías es difícil imaginarse con exactitud la decoración anterior a 1936, pero gracias a la memoria prodigiosa de la señora Elodía, he podido averiguar que todas la capillas tenían altares de madera (similares a los que se pueden ver en las capillas de la iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles en El Toro) y que el altar mayor estaba dorado con pan de oro y que también era de madera. Como era tradicional en todas las iglesias, las bóvedas de la iglesia estarían pintadas al temple sobre yeso con una variedad de motivos zoomórficos, florales, arquitectónicos, eucarísticos y con escenas religiosas como la “Coronación de la Virgen” que podemos ver pintada al temple sobre yeso en lo alto de la bóveda del presbiterio y que está datada entre el siglo XVI-XVII. La torre-campanario la podemos datar entre finales del siglo XVI y principios del XVII y presenta un claro estilo renacentista rematado en la terraza con grandes bolas (hoy desmontadas), adornos típicos en los remates de los campanarios renacentistas de la segunda mitad del siglo XVI. El campanario de Bejís es casi idéntico al de El Toro, Barracas y Viver del cual sabemos que fue terminado en 1608. La explicación a esta semejanza entre los campanarios se debe a que en 1550 tras la muerte del Duque de Calabria, Viver y El Toro que pertenecían al Duque, pasaron a depender de los monjes jerónimos del monasterio de San Miguel de los Reyes en Valencia y como podemos observar en Valencia, los torreones de San Miguel son muy parecidos al de Bejís y los otros mencionados. Así pues, se ve claramente que la influencia del monasterio de San Miguel de los Reyes fue muy importante a lo hora de difundir el arte del renacimiento pleno en esta zona oriental del Alto Palancia durante la segunda mitad del siglo XVI. Para finalizar unas notas sobre la advocación de Nuestra Señora de los Ángeles y de la Virgen de Loreto. La devoción a Nuestra señora de los Ángeles fue introducida por los Franciscanos tras fundar en Segorbe un convento en 1415. Para los franciscanos esta devoción era muy importante, pues la vocación religiosa de San Francisco de Asís surgió en la capilla de Nuestra Señora de los Ángeles, muy cerca de Asís. De la devoción a la Virgen de Loreto, decir que llegó a la zona del Alto Palancia después de fundar los padres Capuchinos un convento (hoy desaparecido) en Jérica en 1619. Los Capuchinos son desde 1559 los custodios del Santuario de Loreto en Italia, donde se encuentra la casa de la Virgen María, transportada por los ángeles a Loreto desde Nazaret según cuenta la leyenda popular. (Fernando Sanz Ruiz es Licenciado en Geografía e Historia por la Universidad de Valencia.)

Imágenes: 
bobeda4.JPG
bobeda3.JPG
iglesia1.JPG
iglesia2.JPG

Formulario de búsqueda

Portal desarrollado con Drupal